Bienvenido a mi blog sin rumbo fijo. Una mezcla de mi día a día junto con algunos intereses y pequeños detalles que sólo logramos ver cuando no miramos nada.

martes, 14 de mayo de 2013

Tú no me diste nada al final
Y yo te di la vida, total,
¿para qué sirvió?
Si no sirvió de nada...

viernes, 1 de marzo de 2013

Pluie 17 - Fuites

Ha empezado a llover de manera exagerada.
Y es algo precioso, pero se han abierto un montón de goteras... en el salón, en la cocina... no para de caer agua a chorros. No hay suficientes palanganas, no hay suficientes trapos, y todo se empantana...

y yo sólo quiero dormir.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Pluie 16 - Vêtements suspendus

Amanecí en el sofá, así que pude ver perfectamente las nubes que hacían que pareciera que no había salido el Sol.
Pero no quise hacerles caso, en realidad no me dio tiempo, salí de casa sin paraguas ni capucha. Y nada más llegar a mi destino, como si se burlaran del desastre que soy, se pusieron a llover con ganas, mojándome la ropa que me había dejado tendida.

Pero bueno, como bien dijo alguien, el mal ya está hecho, así que al menos... disfruta.
Me senté en el bar más cercano y me tomé la segunda dosis diaria de café.

Cuando me decidí a volver a casa, había dejado de llover.
La ropa estaba aun húmeda. La metí dentro para que se acabara de secar.

E intento hacer lo mismo con mi corazón.

martes, 30 de octubre de 2012

Pluie 15 - Film, dîner et...

Empezó a lloviznar justo cuando se preparaba para salir de casa, así que cogió dos paraguas.
Cuando llegó, la lluvia murmuraba un poco más fuerte y los charcos empezaban a mojarle las botas.

Salieron hacia el cine, para entonces las nubes se habían puesto realmente furiosas y no dejaban ni ver con claridad, qué manía nos tiene el tiempo, hay que ver.

Cine. Cena.
Y faltó la tercera C para que la noche, fuera completa.

viernes, 12 de octubre de 2012

Pluie 14 - Thé et truffes

Se despertó por el ruido de los truenos.
Abrió los ojos, estaba todos gris.



Se pasó todo el día lloviendo. Y ella se lo pasó entre sus brazos, sin enterarse de nada.
El tiempo se paraba
y él no quería irse nunca de allí.

El día se oscureció tan rápido en cuanto se fue que no le dio tiempo a reflexionar.

jueves, 4 de octubre de 2012

Pluie 12 et 13 - Thé et lime à ongles

Esta vez estuve lejos del diluvio universal.
Pero me deleité con la lluvia igualmente.

Con la lluvia, las calles de piedra, el olor a quemado, el cielo gris al despertar, la compañía, risas, capuchas mojadas, y una última noche.
La única que no llovió, pero heló más que las anteriores.
Un frío que me caló hasta los huesos.

Tú, tu frío me paró el corazón.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Pluie 11 - O algo parecido

Hoy no ha llovido. Lo sé.
Al menos no en el cielo.

Me han endulzado la tarde con una de las compañías más gratas que se puede tener en este mundo.

Me han amargado la noche haciéndome flotar para luego pasar a algo muy cercano al desprecio.

Pero me han vuelto a endulzar el amanecer con unos pocos croissants de chocolate blanco, especialmente para mí -ahí está el detalle-, un número no guardado y la nostalgia de otros tiempos mejores, en los que el cariño se recibía por ser quien soy.
Si no hubiera.... 


vuelve a llover